Efectos del THC en el cerebro

POR QUÉ LA MARIHUANA AFECTA APRENDIZAJE Y MEMORIA

Uno de los estudios más impresionantes al respecto, realizado por más de 40 científicos de varios países, acaba de aparecer en la revista Journal of Neurosciences (enero 2019). Esta investigación, financiada por la Comunidad Europea, entre otras muchas de las instituciones que contribuyeron, se hizo en 46 adolescentes consumidores de marihuana no en grandes dosis. El estudio concluyó que incluso un consumo bajo producía anomalías en la formación del cerebro y que esto generaría disminución de las habilidades de aprendizaje, presencia de mal humor e indecisión respecto al cómo actuar.

Otro gran estudio explica por qué con el consumo de marihuana disminuye la capacidad cognitiva, especialmente la atención y memoria: la principal causa de la disminución de la memoria y aprendizaje es la disminución de las fibras de conexión.  Nuestro cerebro es una inmensa “red de circuitos”, en donde cada área y su respectiva función están interconectadas. Fumar marihuana antes de los 20 años conlleva una disminución de hasta un 80 % de las fibras que conectan el precuneus –la zona del cerebro que coordina información que viene de todas partes del cerebro– con el hipocampo, que es la zona involucrada en la formación de nuevos recuerdos, orientación espacial y memoria.

¿Se pueden recuperar las funciones de memoria y aprendizaje afectadas por el consumo de marihuana luego de un mes sin consumo?

Las investigaciones al respecto coinciden en que depende de la edad en que se comience a consumir. El consumo de marihuana antes de los 20 años produce cambios en la estructura misma del cerebro, ya que a esta edad nuestro cerebro se encuentra en proceso de desarrollo y cambio.  El estudio de Meier en 1.037 sujetos que comenzaron a consumir a los 14 años, y a los cuales se los evaluó en tres momentos distintos entre los 14 y 30 años, mostró que aquellos que fumaron marihuana en forma constante durante la adolescencia, perdieron en promedio entre 8 a 10 puntos de coeficiente intelectual (CI). Es decir, en términos de CI, el sujeto que era brillante pasó a ser normal y el normal, bajó a limítrofe. Este es el estudio más grande que se ha realizado sobre el efecto del consumo continuado de marihuana en el cerebro.

Las capacidades mentales perdidas no se restauraron completamente en aquellas personas que dejaron de fumar marihuana en la edad adulta. Sin embargo, aquellos que comenzaron a fumar en la edad adulta no mostraron disminuciones significativas en su coeficiente intelectual. Esto no necesariamente indica que el consumo no haya tenido efectos, ya que el THC es muy dañino a toda edad, sobre todo en la actualidad en que la marihuana tiene al menos 10 veces más concentración de THC que en los años 60, 70 y 80.

La evidencia sobre el daño por consumo es cada vez más aplastante. Acaba de aparecer el estudio más grande del cerebro con 62.454 escaners[3]. Aquí se identificaron factores que aceleran el envejecimiento cerebral, demostrándose que la esquizofrenia, marihuana y alcohol, son los que más contribuían al envejecimiento cerebral.

Fuente : Ciper Chile Leer mas

Pre-loader